3 de abril de 2014

85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo

El 1% más pudiente de EE UU concentra el 95% del crecimiento tras la crisis, según Oxfam

El 80% de los españoles cree que la ley favorece a los poderosos



Un niño, en un basurero en Guwahati, India. / Foto: REUTERS / VÍDEO: Atlas

La masiva concentración de los recursos económicos en manos de unos pocos abre una brecha que supone una gran amenaza para los sistemas políticos y económicos inclusivos, porque favorece a unos pocos en detrimento de la mayoría. Así que para luchar contra la pobreza es básico abordar la desigualdad. Esta es la conclusión del informe Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica, que publica hoy la ONG Oxfam Intermón.

El estudio parte de datos objetivos de varias instituciones oficiales e informes internacionales que constatan la “excesiva” concentración de la riqueza mundial en pocas manos. Datos como que 85 individuos acumulan tanta riqueza como los 3.570 millones de personas que forman la mitad más pobre de la población mundial. O que la mitad de la riqueza está en manos de apenas el 1% de todo el mundo. Eso sin contar, advierte el informe, que una considerable cantidad de esta riqueza está oculta en paraísos fiscales.

El informe de la organización, que será presentado en el Foro Económico Mundial de Davos junto a un clamor para que se adopten compromisos para frenar la desigualdad, advierte de que “las élites económicas están secuestrando el poder político para manipular las reglas del juego económico, que socava la democracia”.


"Los inversores se han aprovechado de los rescates", afirma el informe

El informe va acompañado de datos que plasman con nitidez el aumento de la concentración de riqueza en pocas manos desde 1980 hasta la actualidad. O cómo la concentración y la brecha siguen aumentando pese a la gran recesión del año 2008. En Estados Unidos, por ejemplo, el 1% más rico de la población ha concentrado el 95% del crecimiento posterior a la crisis financiera. En Europa, los ingresos conjuntos de las 10 personas más ricas superan el coste total de las medidas de estímulo aplicadas en la Unión Europea entre 2008 y 2010 (217.000 millones de euros frente a 200.000).

La tibieza en la presión fiscal a los ricos, los recortes sociales o el rescate de la banca con fondos públicos son ejemplos de un fenómeno que es tan visible que crece la conciencia pública del aumento de este poder. Oxfam Intermón apoya esta afirmación en una encuesta realizada en España, Brasil, India, Suráfrica, Reino Unido y Estados Unidos, que revela que la mayor parte de la población cree que las leyes están diseñadas para favorecer a los ricos. En España, el 80% de la población cree que las leyes están hechas con este objetivo.

Sobre el caso español, el director de Oxfam Intermón, José María Vera, afirma que el país “no escapa a esta dinámica” y que la actual crisis se explica en parte por ella: “Los casos en los que los intereses de una minoría económicamente poderosa se han impuesto a los intereses de la ciudadanía de a pie son numerosos en la historia de nuestra democracia.

Lea el artículo completo en:

El País

27 de marzo de 2014

¿Por qué deberiamos trabajar jornadas de ocho horas diarias?

Christian Bronstein y Eric Winer nos comparten una investigación sobre los efectos que tiene la jornada laboral tipificada de 8 horas y desarrollan una alternativa para llevar una vida más sana y más productiva con jornadas de 6 horas de trabajo. 

“No aceptes lo habitual como cosa natural.  Porque en tiempos de desorden, de confusión organizada, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer natural. Nada debe parecer imposible de cambiar.”
Bertolt Brecht

“La resignación es un suicidio cotidiano.”
Pindaro.

Aquellos de nosotros que acaso podemos considerarnos afortunados de tener acceso a un empleo dentro del contexto salvajemente competitivo, opresivo y desigual que nos impone el mercado, inmersos como estamos en medio de la vorágine social, los medios de comunicación alienantes y las urgencias de cada día, podemos olvidarnos con facilidad de nuestro lugar en la sociedad, no sólo como empleados y consumidores, sino como actores sociales productores de cambio y de progreso individual y colectivo, como auténticos co-creadores de nuestra realidad actual.

Parece que vivimos en una sociedad en donde impera el individualismo, la mezquindad, e incluso más gravemente, la adherencia pasiva, ingenua o inconsciente de la mayoría de los sujetos a la reproducción de una estructura social que, suponen, los excede, y que rara vez es evaluada de manera crítica. Una de los factores que contribuyen a esto es sin duda la absorción que implican las jornadas laborales actuales. Si se trabaja la mayor parte del día existe poco tiempo para pensar, poco tiempo para forjar un pensamiento crítico y para participar de manera transformadora y creativa en la construcción de nuestra sociedad. No parece haber tiempo más que para seguir alimentando este modo de funcionamiento del sistema. Pero este sistema está en crisis. No sólo a nivel económico, sino más profundamente, a nivel cultural. Y toda crisis demanda una transformación. Es momento de que todas las personas puedan enriquecer sus vidas y espíritus en vez de ser devoradas por la cotidianeidad del trabajo en donde las auténticas subjetividades están tan desvalorizadas.


En la mayoría de los países de Occidente se permite al empleador imponer jornadas laborales alienantes de no menos de 8 horas diarias o 48 horas semanales. ¿Puede una sociedad que aspire a una calidad de vida realmente saludable y plena de sus ciudadanos ser compatible con este contexto legal que suprime el derecho de todo ser humano pleno a volcar su actividad no solo en su vida laboral, sino también en su participación democrática y en su ámbito personal? Si con algo es coherente este actual contexto legal es con un modelo económico que contempla al ser humano como un mero engranaje de un sistema productivo, cuyo tiempo debe estar subordinado casi exclusivamente al trabajo y el consumo, beneficiando a quienes se encuentran en la pirámide del mercado.

Como señala el filosofo contemporáneo Antonio Fornés “Actualmente trabajamos más horas que un esclavo romano, pero creemos que vivimos en una sociedad superlibre… No tenemos tiempo de ver a los amigos, de reflexionar en voz alta con ellos, ni de estar con nuestros hijos, estar de verdad. Hay que madrugar, no tenemos tiempo de hacer el amor con la persona que hemos elegido: la pasión se marchita. Lunes, martes, miércoles, jueves…. La rutina engulle nuestra vida a cambio de algún capricho, otro jersey negro que luciremos en la oficina, un mes de vacaciones, un coche nuevo para el atasco del domingo. Siento amargarte el desayuno, pero ¿eso es vivir?…  ¿Abdicar de la vida para que tus hijos abdiquen el día de mañana de la suya? Mi gato vive mejor.”  


Pero una cultura que ponga el valor de la vida por encima de los valores del mercado y la realización colectiva por encima de la competencia, debe contemplar al ser humano no sólo como trabajador y consumidor, sino también como individuo civil, como persona afectiva y como sujeto de realización personal e integración cultural, equilibrando su tiempo en tres instancias sociales imprescindibles: la personal, la civil y la productiva.

Como la historia ha demostrado, cada conquista de nuevos derechos laborales nos ha alejado poco a poco de los tiempos de la esclavitud declarada y ha dado lugar a sociedades relativamente menos injustas. Por ello, uno de los principales espacios sociales en donde pueden reflejarse y concretizarse los valores de una nueva cultura es el del derecho laboral. Debemos concientizarnos de la necesidad de reivindicar y defender nuestro derecho a la libertad humana frente a la jornada laboral, como una de las formas más claras de esclavización cotidiana. Reducir la jornada laboral de 8 a 6 horas diarias (o 30 horas semanales) sin aplicar reducción salarial, es una propuesta realista y concretable que significaría un progreso social y cultural de no menores proporciones, repercutiendo en la calidad de vida de todo el pueblo. Es claro que esta propuesta, en principio, no reduciría la injusta distribución del ingreso imperante en nuestra sociedad capitalista (que debería constituir una preocupación paralela), pero sí sería un modo concreto de apropiarse a gran escala de la riqueza productiva –hablamos de reducir la jornada sin aplicar reducciones salariales-, ya que se traduciría en un incremento del valor hora para todos los trabajadores. 

En algunos países de Latinoamérica como Venezuela, Uruguay y Argentina, afortunadamente, se han comenzado a debatir proyectos de ley que podría hacer realizable esta idea.

Lea el artículo completo en:

24 de marzo de 2014

V Congreso Nacional del SUTEP - 26 de abril de 2014



Lima, 22 de enero del 2014

OFICIO MÚLT. N°002-2014-SUTEP




COMPAÑERO                                                      :           SECRETARIO GENERAL REGIONAL, PROVINCIAL, DISTRITAL Y/O SECTORIAL  DEL SUTEP
ASUNTO                                                               :      CONVOCA AL V CONGRESO NACIONAL ORDINARIO DEL SUTEP
REFERENCIA                                                        :      Estatuto del SUTEP
                                                                                              ____________________________________________

                                 Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. y, por su intermedio, a su combativa Base, para expresarle el ferviente saludo clasista a nombre del Comité Nacional de Lucha del SUTEP y luego comunicarle lo siguiente:

Teniendo en cuenta que, actualmente, la contradicción principal en el mundo sigue siendo entre el imperialismo y los pueblos y naciones oprimidas del tercer mundo; y que la tendencia en nuestro país se orienta a mayores luchas del pueblo contra las políticas antipopulares, anti laborales de este gobierno fascista de Humala, es por ello que la educación peruana sigue el camino orientado por el imperialismo, principalmente norteamericano, que es “la reducción del gasto” en este sector como política prioritaria. Así la educación peruana se encuentra en profunda crisis estructural, como resultado de las reformas educativas que los gobernantes de turno implementaron fielmente el mandato del  “Consenso de Washington”, “Contrato social”, “Acuerdo Nacional”, “Concejo Nacional de la Educación”, “Proyecto Educativo Nacional al 2021”, cuyos objetivos son privatizar la educación pública gratuita, liquidar la estabilidad laboral e iniciar el despido masivo con la aplicación de la Ley de Reforma Magisterial Nº 29944, liquidar la profesión docente con la Ley Nº.29510 (cualquier profesional puede ejercer la docencia), liquidar el Glorioso SUTEP, aplicando la Política Educativa Neoliberal.

Por tanto, en cumplimiento de los acuerdos de la IV Asamblea Nacional de Delegados del 31 de agosto del 2013, ratificado en la reunión de trabajo del Comité Nacional del 21 de enero del presente año, se CONVOCA al V Congreso Nacional Ordinario del SUTEP, el mismo que se llevará a cabo los días 26 y 27 de abril del presente año, en la ciudad de Lima, a partir de las 8:00 am, con el siguiente temario:

1.      Informe balance del Comité Nacional, periodo 2012-2013, los Comités Regionales y Provinciales
2.      Análisis y síntesis de la situación política internacional y nacional.
3.      Análisis y síntesis de la realidad  educativa nacional.
4.      Análisis y síntesis de la realidad del movimiento magisterial.
5.      Plan de lucha y tareas.
6.      Elección del nuevo Comité Nacional periodo  2014 – 2015.

Conocedores de su consecuencia sindical al servicio del magisterio y el pueblo, esperamos la participación de su Base, para compartir esfuerzos en la brega por expandir  nuestra organización sindical y le reiteramos nuestro especial reconocimiento.

Clasistamente


Zenón Pantoja

Cinco ricos británicos acumulan más dinero que millones de pobres

  
euro

Londres, 17 mar (PL) Las cinco fortunas más significativas del Reino Unido concentran más riqueza que el 20 por ciento de la población más empobrecida de este país, señaló un estudio de la oficina Oxfam.

Ese reporte denuncia que el aumento de la brecha social entre ricos y pobres en las más recientes dos décadas se refuerza cuando una cifra de operaciones de esas cinco familias alcanza 28 mil 200 millones de libras esterlinas o lo que equivale a tres mil 360 millones de euros. Tal cantidad de dinero es lo que concentran 12,6 millones de británicos con bajos recursos.

Oxfam, dijo que las cinco familias más ricas son la Grosvenor, propietaria de tierras; David y Simon Reuben, metalurgia; los hermanos Hinduja, del sector bancario; Cadogan, terrenos, y Mike Ashley, propietario del club de fútbol Newcastle United.

Las cifras de la organización no gubernamental destacan que en el tiempo evaluado los ricos aprecian crecimientos en sus ingresos, casi cuatro veces más rápido que el 90 por ciento restante de la población.

El director de campañas de Oxfam, Ben Phillips, alertó que el Reino Unido se está convirtiendo en una nación profundamente dividida, con una elite rica que incrementa sus ingresos, mientras millones de familias luchan para llegar a fin de mes.

 Fuente:  Prensa Latina