7 de julio de 2007

Una norma muy esperada que aún requiere de ajustes

Profesores recién serán destituidos si reprueban por tercera vez su evaluación


Ley de la carrera pública magisterial fue aprobada en primera votación. García, Cabanillas y Chang resaltan que norma favorece la calidad educativa

Por Jorge Saldaña Ramírez

En el Día del Maestro, siete millones de alumnos en todo el país y 325 mil docentes en ejercicio recibieron la noticia de que la Comisión Permanente del Congreso aprobó, en primera votación, la ley de la carrera pública magisterial.

La importancia de esta norma radica en que sienta las bases para alcanzar una mejor calidad educativa, puesto que considera dentro de sus postulados la necesidad de que los profesores tengan una capacitación y evaluación "permanente, integral y obligatoria".

Además, establece incrementos remunerativos y bonificaciones excepcionales para los maestros por su buen desempeño, lo que implicará un egreso presupuestal por más de 1.380 millones de soles en un plazo de diez años, tiempo en el cual --según el Ministerio de Educación-- habrá una nueva generación de docentes.

Otra innovación que trae el texto es que si un maestro desaprueba por tercera vez la evaluación obligatoria, de inmediato quedará fuera de la carrera magisterial.

La norma prevé que quienes no pasen la prueba las primeras dos veces serán sometidos a una capacitación, pero el ministro de Educación, José Antonio Chang, no descartó que en el reglamento pudiera establecerse algún tipo de sanción (los periodistas preguntaron si esos maestros podrían seguir dictando clases o si sufrirían alguna merma salarial).


Largo debate

La futura ley --que será sometida a una segunda y última votación antes del 20 de julio-- fue aprobada con 15 votos del Apra, Unidad Nacional y el fujimorismo.

Los ocho representantes del Partido Nacionalista Peruano y de Unión por el Perú se retiraron en protesta porque no convencieron a sus colegas de que el texto sustitutorio, elaborado en la víspera por los voceros políticos, fuera devuelto a las comisiones de Educación y de Constitución o al pleno del Congreso para una mayor discusión.

La redacción final de la ley se acordó luego de dos días de intensas deliberaciones en las cuales intervino el propio ministro Chang.

Mientras la Comisión Permanente veía el tema, en el Hall de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo aguardaban los dirigentes del Sutep Luis Muñoz (secretario general) y Robert Huaynalaya, quienes a viva voz cuestionaron que se abriera las puertas para un despido masivo de docentes.

"Es una ley producto de la arbitrariedad y del abuso del poder, carente de legitimidad social y valía moral, porque lo que se quiere es hacer del maestro, no un profesional reivindicado y reconocido por la peculiaridad de su labor, sino un trabajador más sujeto a la arbitrariedad del mercado", dijeron.


OPTIMISMO OFICIAL


La presidenta del Congreso, Mercedes Cabanillas, y el ministro Chang dijeron que coordinarán esfuerzos para realizar una campaña informativa acerca de los alcances de esta ley, pero subrayaron que de ninguna manera hará perder la gratuidad de la enseñanza ni servirá para despedir arbitrariamente a los maestros.

"Estoy convencido de que con esta ley se dignificará la carrera docente. Confío en los maestros que son capaces de estudiar y capacitarse para tener una educación de calidad", sostuvo Chang.

Horas más tarde, el jefe del Estado, Alan García, negó que se hubiera iniciado una cacería de brujas contra el magisterio y pidió a los maestros rechazar la "demagogia simplista de quienes dicen que con esto se privatiza la educación o se impone un examen que permitirá despedirlos".


SEPA MÁS

La ley establece hasta cinco niveles magisteriales, así como las áreas para desempeñar la carrera: pedagógica, institucional e investigación.


Entre los requisitos para ser profesor se exige gozar de buena salud física y mental, y no haber sido condenado ni estar incurso en un proceso penal por delito doloso.


La norma establece los derechos, los deberes y las sanciones para los profesores, incluida la destitución.


Se fijan los pasos de ascenso y permanencia en la carrera.

Fuente:

Diario El Comercio

No hay comentarios.: